Blogia
SEGURIDAD EN EL HOGAR

Seguridad biometrica

Identificación Por Radiofrecuencia Y Seguridad

Las tecnologías, basadas en la identificación por radiofrecuencia (RFID), han llamado mucho la atención en los últimos años. Esto se debe a que dichas tecnología ofrecen mecanismos para el rastreo simple y preciso de elementos que tengan una etiqueta o un chip especial. De esta manera, los sistemas de RFID pueden ser usados como mecanismos mejorados de seguridad y control; que evitan el robo y el reemplazo de bienes particulares.

Cuando se es responsable del rastreo y conteo de elementos o cuando se tiene un negocio que es muy afectado por la reducción de inventarios, la identificación por radiofrecuencia es todo un salvavidas. Y es que con este tipo de tecnología se puede fijar una etiqueta permanente a un elemento, para saber su ubicación a medida que pasa por varios puntos de control.

Desde el punto de vista de la seguridad, la tecnología RFID tiene la habilidad de rastrear y localizar elementos con facilidad, lo cual puede ser empleado en la lucha contra el terrorismo, contra los fraudes y las falsificaciones. Por ejemplo, la industria farmacéutica tiene que lidiar con medicamentos  falsos y con otras situaciones delicadas como la venta de drogas a aquellos que más ofrecen. Para evitar que los medicamentos terminen en lugares donde no deben, las etiquetas de RFID permiten monitorear embarques completos de medicinas, desde su salida hasta su destino. Lo mismo puede suceder con varios productos que pueden ser llevados al mercado negro, pero que al ser marcados con chips o etiquetas de identificación por radiofrecuencia, se puede asegurar que se comercializarán donde es.

En los Estados Unidos, el gobierno federal es muy optimista sobre el potencial de la tecnología RFID, como herramienta de seguridad. Y es que con esta tecnología se pueden marcar con etiquetas a bienes o mercancías y hacer que una alarma se dispare cuando la etiqueta ha salido de la zona en la que debiese estar. De la misma manera, se podría activar una cámara y tomar fotos o videos, del elemento que está siendo sacado de su área habitual.

Hace algunos años, los beneficios de la tecnología, de identificación por radiofrecuencia, fueron explotados por la cadena de almacenes Wal-Mart y así se hizo obligatorio que cada distribuidor colocara etiquetas RFID, en cada pallet y estuche que ingresaba al almacén o a los centros de distribución. Con ello la seguridad y el control de mercancías y bienes dieron un giro de 180 grados y hoy muchos ya cuentan con esta tecnología.

Un escáner de las venas pueden ser llevado a un control de acceso y así mejorarlo. Después de todo, los sistemas biométricos permiten mejorar muchas aplicaciones de seguridad.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Tecnología, Seguridad Y Sistemas Biométricos

Tecnología, Seguridad Y Sistemas Biométricos

Es un hecho que las personas tienen claves de acceso para una gran cantidad de cosas, con el fin de protegerse del robo de identidad o del ojo de los curiosos. Lo cierto es que las contraseñas deben actualizarse constantemente, con lo que se debe aumentar su variabilidad en términos de caracteres, números, mayúsculas e incluso símbolos. Todo esto ha llevado a que se tengan contraseñas difíciles de memorizar y que por ello las personas las escriban con frecuencia. Este escenario no el mejor para el cuidado de claves o contraseñas, ya que posibilita que éstas lleguen a manos equivocadas con mucha facilidad.

Gracias a los avances de la tecnología se ha podido dar con nuevos sistemas de seguridad. No obstante, a medida que aparecen nuevos sistemas de seguridad, también se diseñan nuevos métodos para tratar de burlarlos. De esta manera, se han implementado mecanismos más rígidos de seguridad entre los que se destacan los sistemas biométricos. Estos sistemas, cuando se usan de la manera adecuada, pueden ser la pesadilla de todo criminal.

Los sistemas biométricos de seguridad usan software de reconocimiento, para una variedad de rasgos de tipo físico o de conducta como los escáneres de iris o las identificaciones de voz. Dentro del campo de las tecnologías de información, la biometría es usada para sólo dar el acceso a un número limitado de personas, como mecanismo para proteger el acceso a información clasificada.

Los sistemas biométricos pueden verificar a las personas por medio de una cualidad capturada, en adición a otros mecanismos de verificación que sean necesarios o que puedan ser usados para identificar a las personas. Para el uso personal, los sistemas biométricos pueden ser comprados e instalados, con el fin de satisfacer cualquier necesidad de seguridad, con resultados muy exitosos. Esto se debe a que lo que dichos sistemas analizan es muy difícil de copiar como el iris. Los lectores del iris analizan esta parte del cuerpo usando una pequeña cámara, que crea una plantilla que se guarda en el sistema, para luego ser comparada cada vez que una persona use el escáner.

La tecnología de la biometría es reconocida por haber aumentado los niveles de seguridad en muchos lugares. Es así que los controles de acceso físico de hoy cuentan con lectores biométricos, los cuales no pueden ser pasados, a menos que se esté en la base de datos de dichos lectores.  Algunos bandidos podrán burlar otros sistemas, pero si se cuenta con sistemas biométricos, no tendrán la más mínima chance de violar los sistemas para el control de acceso.

Aspectos Relacionados A Los Sistemas Biométricos

Los sistemas biométricos son mecanismos automatizados, que sirven para la identificación de individuos. Dicha identificación se logra analizando uno o más rasgos fisiológicos o comportamentales.

Al hablar de sistemas biométricos es inevitable hablar de biometría, la cual es una palabra que proviene del griego, donde bios quiere decir vida y metron quiere decir medición. De esta forma, se podría decir que la biometría mide la vida y que analiza cualidades que son diferentes en cada ser humano como la voz, la forma de la cara, la forma de las manos, las venas, los patrones oculares y las huellas digitales. Estas características se clasifican como indicadores biométricos fisiológicos.

También existen otras cualidades, que pueden develar la identidad de una persona, como la manera de caminar, de escribir o de teclear; a estas características se les denomina indicadores biométricos comportamentales. 

Existen varios sistemas biométricos, entre los cuales los lectores de huellas dactilares son los más conocidos. Sin embargo, desde hace varios años también se puede contar con escáneres de iris o retina, lectores de rasgos faciales, sistemas de reconocimiento de voz, de patrones vasculares, de escritura, de voz, etc.

Sin importar que cualidad analicen, los sistemas biométricos primero necesitan ser alimentados, antes de comenzar a ser utilizados. Para alimentar a un sistema de estos, se necesita suministrarle muestras biométricas, las cuales son tomadas por el sistema, mediante dispositivos de captura. Un dispositivo de captura puede ser una placa de contacto, en el caso de las huellas digitales o de la forma de la mano. También puede ser una cámara en el caso de los rasgos faciales, de los patrones oculares y de algunos indicadores de comportamiento. El hecho es que con el mecanismo de captura se toma información y se almacena en una base de datos.

La información de la base de datos puede tener muchos propósitos. En algunas naciones del mundo se toma información biométrica, de los ciudadanos, como medida para combatir el terrorismo. De esta manera, países como Estados Unidos cuentan con grandes bases de datos, que sirven para reseñar a personas con antecedentes criminales.

En otros procedimientos se pueden usar las bases de datos, para establecer un sistema de control de acceso. En este caso se toma la información biométrica, de las personas que van a ingresar a un sitio cualquiera. Después de ello, se conecta el sistema biométrico a un punto de entrada, como una puerta, para que cuando una persona, que ya dio su información biométrica, lo haga una vez más el sistema le deje pasar.

Los sistemas biométricos y las cerraduras biométricas ayudan a proteger personas, bienes e información.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

SISTEMAS DE SEGURIDAD PARA EL HOGAR

SISTEMAS DE SEGURIDAD PARA EL HOGAR

Es necesario e importante contar con sistemas para proteger la seguridad del hogar. Actualmente existen infinidad de aparatos que pueden ser de gran ayuda, como lo son las alarmas o las cámaras de vigilancia. No obstante,  existen otros sistemas de seguridad que son un poco menos impresionantes, pero que dan muy buenos resultados.

Uno de estos son las cerraduras que han sido valuarte de la seguridad en empresas, oficinas y por supuesto en hogares, durante muchísimos años. Con el paso del tiempo, éstas también han sido modernizadas en varios aspectos, por ejemplo los sistemas de llaves metálicas cada día son más escasos. Ahora es posible encontrar cerraduras que funcionan con tarjetas deslizantes, también existen cerraduras que funcionan con contraseñas, o a control remoto. Sin embargo, a la par que los sistemas de seguridad para el hogar son mejorados, los criminales también mejoran sus estrategias para poder derrotar a los avances tecnológicos.  De esta manera, es posible ver como los ladrones de nuestros días son personas con muchos conocimientos y en muchas ocasiones, no existe sistema de seguridad que pueda detenerlos.

Para luchar contra este tipo de personas, se han desarrollado tecnologías que cada vez son más dificiles de burlar. Un ejemplo de ello lo encontramos en los sistemas de seguridad de biometría. Estos analizan cualidades individuales de cada persona y determinan si la persona en cuestión puede acceder a un sitio o no, de este modo desaparecen las llaves, las tarjetas de ingreso y también las claves. Por ello, se ha encontrado un sistema a prueba de robo, fraude u olvido.  Inicialmente estos sistemas eran solamente encontrados en instalaciones del gobierno que requerían niveles de seguridad extremadamente altos. Por otra parte, los costos de estos dispositivos eran bastante altos y sólo organizaciones con grandes presupuestos podían acceder a ellos.  

Después de algunos años, las tecnologías biométricas han reducido sus costos y ofrecen soluciones para la seguridad domiciliaría, entre los que destacan las cerraduras con lector de huella digital. Asimismo, existen cerraduras que pueden analizar los patrones oculares de las personas para abrir o cerrar una puerta. 

Aunque los sistemas de seguridad para el hogar, basados en biometría, son una buena opción, siempre se recomienda usarlos en compañía de otros dispositivos para mejorar su rendimiento y evitar posibles fallos. Un ejemplo de ello puede verse en viviendas donde el uso de alarmas, cámaras de seguridad y un lector de huella digital; hacen un sistema de seguridad infalible. Puede ser algo costoso, pero hay que recordar que la seguridad no tiene precio. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres